jueves, 16 de octubre de 2008

Peter Menzel

Planeta Hambriento

Hasta el 28 de diciembre.


©® Peter Menzel


El Espai Cultural Obra Social Caja Madrid en Barcelona inauguró el pasado 7 de octubre la exposición “Planeta Hambriento. Lo que come el mundo”, un conjunto de fotografías firmadas por el estadounidense Peter Menzel, con la alimentación como tema central. Para esta exposición el fotógrafo y la escritora Faith D’Aluisio recorrieron 24 países diferentes recogiendo testimonio de los hábitos alimenticios de 30 familias diferentes.


Esta no sólo es una exposición en la que se muestra la cultura gastronómica del mundo, sino que invita a reflexionar sobre las desigualdades sociales que existen hoy en día, sobre todo en cuanto a la alimentación. Las imágenes de Menzel muestran a personas de países occidentales con problemas de obesidad y sobrepeso en contraposición a los niños malnutridos de los países del tercer mundo. También se hace una comparación del tipo de comida que se consume en cada país y del presupuesto destinado a ella.


Las conclusiones que se extraen de “Planeta Hambriento” son reveladoras: en los países pobres, las personas se nutren básicamente de arroz y frutas; en los países en los que existe una buena dieta, hay más “fast food” y productos ricos en grasas y azúcares.


Una sección de esta exposición se compone de los retratos de las 30 familias con las que Menzel y D’Aluisio pasaron unos días para conocer sus hábitos y costumbres en la mesa. En ellas aparecen rodeadas de toda la comida que consumen en una semana. Junto a las imágenes, los presupuestos de cada una para comida: desde los 400$ de una familia francesa, al 1.23$ de una de Sudán.


Con motivo de “Planeta Hambriento. Lo que come el mundo”, el Espai Cultural Caja Madrid organiza un conjunto de actividades paralelas con la comida como protagonista. Entre estas hay un ciclo de cine, una clase magistral sobre fotografía gastronómica o un ciclo de itinerarios por los mercados de los distintos barrios de Barcelona.


1 comentario:

Virginia dijo...

Fotografía concienciadora con el problema alimenticio en el mundo... ¡me parece muy recomendable!